russian english spanish choose your langauge

Prensa

EL COMERCIO:
Samba y Ceiba. América Latina y África se acercan cada vez más

10.03.2015
Hay personas que no soportan ver a otros bailar y divertirse.Es difícil aceptar que alguien se encuentre bien, cuando las cosas están tan mal en el resto del mundo. Es particularmente difícil de aceptar para los que llevaron a países enteros a un estancamiento y ahora no encuentran la salida. ¿Usted vive en prosperidad? ¿Tiene buena comida y se divierte? En ese caso, usted es un villano. ¿Cómo consiguió todo esto?
Esto es lo que se me ocurrió mientras leía un artículo en el sitio web de The Wall Street Journal (http://www.wsj.com/articles/rio-samba-troupes-backer-scrutinized-1424221629). El artículo era sobre la escuela de samba Beija-Flor que ha ganado en el reciente carnaval de Río de Janeiro y que presuntamente ha recibido alrededor de 3,5 millones de dólares del Presidente de Guinea Ecuatorial Teodoro Obiang.
El mismo Obiang, quien durante los últimos años tiene preocupadas a las antiguas potencias coloniales. Contra quien más de una vez se enfrentaban las expediciones de mercenarios extranjeros (y luego fallaban vergonzosamente).
Algunos de ellos, incluyendo a los de las mejores familias europeas, fueron encerrados en las cárceles africanas. Pero aquellos que pagaron a los mercenarios, quedaron en libertad. No han podido ni eliminar a Obiang, ni quedarse con la riqueza petrolera de su país, pero todavía están gastando millones en una campaña para desacreditar al gobierno de Guinea Ecuatorial.
Pero esto tampoco lo hacen bien. Existe el rumor de que Obiang se encontraba entre el público durante el carnaval. Después lo refutaron, no estaba allí.
Por supuesto que no estaba allí. En realidad, Obiang se encontraba reunido con los jefes de Estado en Camerún en la Cumbre de África Central para hablar de seguridad y lucha contra el terrorismo del grupo Boko Haram. Sobre esto existen informaciones y hasta hay fotografías. En la era de Internet, comprobar exactamente dónde se encuentra un jefe de Estado, e incluso, cualquier personalidad pública, es muy sencillo.
Pero cuando se trata de Guinea Ecuatorial los hechos no se buscan y no se verifican. Escriben solo sobre aquello que se considera relevante para la política editorial relacionada con este país.
Obiang está enamorado de Brasil. Le gustan los carnavales de Río de Janeiro y los ha visitado en más de una ocasión. Pero este año no ha estado allí. Los periodistas experimentados una vez más se quedaron atrapados en una mentira.
Si Obiang ha patrocinado o no la escuela de samba Beija-Flor no lo sabemos. Sabemos que en Guinea Ecuatorial trabajan muchos especialistas de Brasil, los cuales han participado en la celebración de los 45 años de la independencia del país en el año 2013. Aquel año los brasileños trajeron a la capital de Guinea Ecuatorial, Malabo, un trocito del carnaval.
Pero hoy están intentando culpar a la escuela brasileña Beija-Flor de recibir dinero de Obiang. Este hecho se confirmaba, según el autor, porque los bailarines estaban en trajes bordados con emblemas de Guinea Ecuatorial. ¿Y qué pasa?
Por si alguien no lo sabe, la escuela de samba es un fenómeno excepcional y puramente brasileño. Son asociaciones creativas de aficionados que subsisten gracias a las donaciones de los particulares. Por ello, de vez en cuando surgen escándalos de lavado de capital por parte de criminales y mafiosos a través de escuelas de samba.
Desde luego, esto no significa que los carnavales brasileños estén financiados exclusivamente por los mafiosos. Los fondos para las escuelas de samba y el carnaval llegan incluso de algunos países como Portugal, que mantiene estrechas relaciones culturales con Brasil, o de las grandes empresas, como la compañía petrolera estatal Petrobras.
Así que, si el gobierno de Guinea Ecuatorial ayudó a los bailarines, ocultarlo no tendría ningún sentido. Les ayudó, pero no con el dinero sino aportando material e información sobre el país necesarios para el espectáculo. La idea de ayudar no era del gobierno de Guinea Ecuatorial, era de los empresarios brasileños afincados en el país africano, como se afirma en el comunicado oficial del Ministerio de Información de Guinea Ecuatorial.
Entre otras cosas, en el mismo artículo se citan palabras de Farid Abrão David, el Director de la escuela Beija-Flor, quien dice que la escuela no está involucrada en política y que la actuación del carnaval ha sido dedicada a la gente del "rico y bello país" y no al régimen.
"Antes de nuestras actuaciones mucha gente no sabía nada de Guinea Ecuatorial. Ahora lo saben", dijo el Sr. David.
Entonces, ¿cuál es el motivo de esta reacción hacia Guinea Ecuatorial? El autor extrajo la información de antiguos registros de activistas de Internet, que acusaban a las autoridades de Guinea Ecuatorial de décadas de corrupción mientras el país languidece.
¿Para qué citar comentarios de redes sociales, emitiendo burlas de la opinión pública brasileña? (por ejemplo, acerca del próximo carnaval en el que desfilarán disfrazados con el retrato del líder de Corea del Norte).
Es posible que la respuesta a la pregunta esté en las palabras la opinión pública brasileña.
En julio del año pasado, Guinea Ecuatorial se convirtió en miembro de la Comunidad de Países de Lengua Portuguesa (CPLP), de la que forman parte además de Portugal, Mozambique, Santo Tomé y Príncipe, Timor Oriental, Cabo Verde y Guinea Bissau, países ricos en petróleo como Angola y Brasil.
Este ha sido un hito muy importante. Se han comprobado grandes reservas de petróleo (1,1 billones de barriles) y de gas (200 billones de metros cúbicos), descubiertos a finales de los años 80 en el territorio de Guinea Ecuatorial, que permiten que la CPLP compita exitosamente con los mayores productores de petróleo y gas.
Probablemente, la amistad entre Brasil y Guinea Ecuatorial no le guste nada a algunos. Hay petróleo, además del carnaval con evidente acento africano. Gracias a los bailarines ganadores de Beija-Flor, millones de brasileños han conocido Guinea Ecuatorial.
Por cierto, junto a Beija-Flor, en el carnaval de Rio de Janeiro participó el Ballet Nacional de Guinea Ecuatorial Ceiba (el árbol de ceiba es el símbolo de Guinea Ecuatorial). Pero sobre esto Wall Street Journal no ha pronunciado ni una sola palabra.
Personalmente no tengo nada que ver con Guinea Ecuatorial, excepto que este país pertenece al mundo de habla hispana, al cual pertenezco yo. El único país en África que habla nuestro idioma, no puede ser ajeno a nosotros. Y de alguna manera creo que aquellos que buscan empañar África, no nos desean éxito a nosotros, los latinoamericanos.
Ahora mismo en el mundo suceden interesantes y, tal vez, dramáticos procesos. Los viejos líderes se van y en su lugar aparecen nuevos. Aparecen nuevos centros de poder, uno de los cuales ya es América Latina. África está desarrollándose rápidamente, su economía es ahora más estable que la europea. ¿Sabéis cuál es el país de África con un mayor crecimiento económico? Es Guinea Ecuatorial, un país que habla en español y un poco en portugués.
Así que deseo prosperidad para Guinea Ecuatorial, y para nosotros, en América Latina, una visión clara de lo que está pasando además de amistad con nuestros vecinos africanos, casi parientes. Julio Verne decía que las personas que están separadas por un océano son más cercanas que aquellas que están separadas solo por un bosque.
Por : Francisco Valencia
EL COMERCIO, Washington

Full list